Usted está aquí

A partir del año 1993, el Ministerio de Educación en conjunto con el Banco Mundial, y como parte del proyecto de Mejoramiento de la Calidad y Equidad de la Educación (MECE), llevó a cabo la implementación de bibliotecas escolares con el nuevo enfoque que representan los CRA. El Centro de Recursos para el Aprendizaje funciona como el espacio que centraliza los recursos del establecimiento para el desarrollo de sus alumnos. Estos recursos son diversos (impresos, audiovisuales, instrumentales, concretos y digitales) y su propósito es convertir la biblioteca escolar CRA en un espacio de formación, información y recreación. De esta manera, el CRA se ha convertido en un lugar activo, que rompe con la imagen de la biblioteca sin libre acceso a los recursos o como lugar de castigo.

Entre los años 1993 y 2003 se puso el énfasis en la Enseñanza Media subvencionada. A partir de 2004, se inició el proceso de postulación para implementar bibliotecas CRA de educación básica.

 

Ilustración: Paloma Valdivia